¡Cuidado! Podría estar rumiando

¿Cuanto tardas en decidir? ¿Le das muchas vueltas a las cosas?¿No para de darle vueltas a un asunto?

 

A la hora de decidir y en especial en cosas importantes, hay veces que no podemos evitar darle demasiadas vueltas a las cosas. En ocasiones esto se vuelve incluso intrusivo.  ¿Por qué demasiadas? Pues, porque si rumiamos demasiado las cosas podemos perder el punto de vista, caer en el pensamiento circular, provocarnos ansiedad o captar más ruido que señal. En ocasiones el pensamiento deja de ser directivo, el dar vueltas una y otra vez a los mismos temas no va a aportar una mejor solución.

Cuidado! podría estar rumiando.

Cuidado! podría estar rumiando.

 

El efecto se lo conoce como rumiar   y es un símil con ‘masticar por segunda vez, volviéndolo a la boca, el alimento que ya estuvo en el depósito’.

En la terapia de Addis y Martell para el tratamiento de la depresión, proponen una regla de los dos minutos para identificar la rumiación. En ella proponen que si estás pensando en algún problema y tras dos minutos contestas a estas preguntas con un NO, estás rumiando y tu pensamiento está siendo improductivo e incrementa tu malestar.

 

2 minute rule (Overcoming Depression One Step at a Time de Addis & Martell)

1.       ¿He hecho algún progreso para solucionar mi problema?
2.       ¿Entiendo mejor mi problema?
3.       ¿Me critico menos o me siento menos deprimido que antes?
Lo que yo quiero proponer es una pequeña modificación que puede ser útil para discriminar cuando nuestro razonamiento se empieza a volver rumiación y por tanto pensamiento inútil . Si usted está tomando una decisión y tras dos minutos contesta con un NO a todas estas preguntas, ¡usted puede estar rumiando!
   Regla de los 2 minutos
 
1.      ¿He hecho algún progreso para mejorar mi decisión?
2.     ¿Entiendo mejor la información sobre mi decisión?
3.     ¿He obtenido nuevos criterios para valorar mi decisión?

 

Entonces, ¿qué pasa si usando esta pequeña regla descubro que no estoy yendo a ninguna parte? Pues tiene que servirte para emprender un cambio de dirección. Quizá lo puedas usarlo como clave que te indique que es momento de coger papel y lápiz, abandonar el tema por el momento, centrarte en algún aspecto del problema… Cualquier cosa que no sea seguir rumiando.

 

Disclaimer, si has visto muchas palabras en cursiva es debido a que este artículo contiene muchos términos no usados en la literatura científica y tiene un fuerte componente de opinión personal mía. Además soy consciente de la diferencia entre la rumiación de la depresión y la indecisión a la hora de tomar decisiones, es sólo un pequeño apunte que creo que puede resultar interesante.

Share

Filed in: Decision making Tags: , ,
© 2017 Conductual. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.